Pensaba encontrarme una recopilación de cuentos de hadas clásicos, de los de toda la vida y me he llevado una grata sorpresa (aunque pensándolo bien, ¿cuándo un libro no es una grata sorpresa?).
El tomo que viaja estos días, línea 6 arriba, línea 6 abajo no es otro que El cuarto de las hadas, de Madame d'Aulnoy (1650-1705), poetisa y novelista francesa que introdujo en la nobleza de su país el gusto por los cuentos de hadas. Sus relatos tuvieron tanta aceptación como los del mismo Perrault.

El primero de los cuentos se titula Gata blanca. Es la historia de una preciosa princesa, sobre la que recaen las consecuencias del mal comportamiento de su madre. Será separada de su familia en su más tierna infancia, y criada por hadas y brujas en una torre sin accesos con la única compañía de un loro y un perrito. Pronto aparecerá en escena un joven príncipe que sin remedio quedará prendado de tan linda damisela en apuros, sin embargo este amor juvenil no llegará a buen puerto ya que las brujas enfadadas de la osadia de la joven la transformarán en una gata blanca, y así permanecerá hasta que la llegada de otro apuesto príncipe la libere de su embrujo. Hasta aquí es un cuento muy tradicional, y que nos recuerda otros muchos cuentos de princesas encantadas, la sorpresa me la llevé al final, cuando aparece ¡cómo no!, el príncipe azul. Leamos lo que la independiente princesa comenta con el padre del futuro novio:

"Señor- le dijo ella-, no he venido aquí para quitaros el trono que tan dignamente ocupáis. Nací dueña de seis reinos, permitidme que os ofrezca uno de ellos y daré otro tanto a cada uno de vuestros hijos. Por recompensa no os pido más que vuestra amistad y a este joven príncipe por esposo. Nos bastará con tres reinos. "

Y esto escrito en el siglo XVII, pero no era el príncipe quién salvaba a la princesa y la llevaba a su reino?. Será que nos contaron sólo cuentos?.

19 comentarios:

Mónica Berdugo Jiménez dijo...

Hola Eva! Curiosa, generosa y moderna la postura de la princesa. ¿Verdad? ¡Quién lo diría! Me ha gustado mucho tu exposición. No conocía este libro de cuentos...
Un saludito!

Atenea dijo...

Gracias por pasarte por mi blog, por supuesto que me voy a pasear por el tuyo, ya que me parece genial como nos presentas a los libros. Besos

Andromeda dijo...

Por lo visto nos contaron sólo cuentos, Eva. :)
Está precioso tu blog. Me encantaría actualizarme en este maravilloso género infantil y juvenil.

¡Un saludo!

Tanakil dijo...

¡Qué interesante! Mujeres al poder, sí señor. Me gusta este enfoque de las princesas: autosuficientes, fuertes y decididas. Qué atrevida la autora en su época.
Gracias por la recomendación.
Un saludo,
Tanakil.

Bohemia dijo...

Hace mucho que no leo un cuento de hadas y al visitarte me han entrado ganas. ¡Como me gustaban de pequeña!

Un beso

María dijo...

¡¡Qué maravilla de libro!! Y qué frase tan interesante...desde luego quizá nos contaron "cuentos" con eso de los principes y las princesas...Un beso grande

El Caballero dijo...

"Los novelistas y los editores creen que una novela es más importante que un cuento. No les creas. Sólo es más larga." dijo Abelardo Castillo. Quizas sea cierto, hay cuentos de la niñez que nunca se olvidan, y compartimos con ellos los momentos mas dulces, como cuando mamá nos leía en la cama antes de irnos a dormir. Todos mis cariños, adieu!

Nano dijo...

me parece una idea fantastica la idea de un blog de literatura juvenil . muy bueno
http://nano-literatura.blogspot.com/ te invito al mio

Anabel Botella dijo...

Tines un blog muy bonito y una manera muy hermosa de presentar los cuentos. Mujeres valientes ha habido toda la vida, pero los hombres nos han cortado en muchas ocasiones las alas. Me alegro que a esta niña no las cortara nadie.
Saludos desde la Ventana de los sueños, Valencia.

Eva F. Pascual dijo...

Amig@s! gracias por vuestros comentarios, es cierto que esta princesa es cuando menos muy diferente a las que solemos estar habituados, no sólo es hermosa, inteligente y bondadosa, además sabe lo que quiere y lucha por conseguirlo!. Os seguiré contando más cuentos de este fantásticos libro.
Saludos y buenas lecturas a tod@s

Fernando dijo...

No sé. Al casarme me pasó algo parecido. No es que me regalaran varios reinos, pero sí un aire de infinitud; algo que recibí a cambio de amor.
Muy interesante y bonito.
Saludos.

El Caballero dijo...

¡Y yo mandarina! ¡Ja,ja! Eva, ¿cuánto habremos de esperarte hasta tu retorno! Ya estoy ansioso, hace tiempo que no se nada de ti... adieu!

Atenea dijo...

Hola Eva, sé que no tiene nada que ver con tú entrada, pero vengo del blog del que contabas ¿qué pensaba Gala de la media naranja? y me ha parecido super gracioso. La verdad es que no sé si existe las medias naranjas, pero las naranjas-kiwi, creo que hay muchas. Un saludo

laura dijo...

Me encantó tu frase "cuando un libro no es una grata sorpresa?"
Totalmente de acuerdo

Max dijo...

Hola pásate por Antigua , tienes un premio ;)

Anabel Botella dijo...

Hola, Eva, pásate por mi blog porque hay una cosa para ti.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

Vicente dijo...

EVA:

Veo que esto está muy concurrido. Me alegro. Pásate por mi blog y ya me cuentas que te parece el nuevo formato, además he hecho una entrada con vínculos a páginas de trucos para blogs que te pueden interesar y además dejas un comentario y puedo desarreglar -y desagraviar- lo de "mallorquina" que aún sigue pendiente. Me he propuesto ser "educado" y contestar inmediatamente a los comentarios.
¿Qué tal por Madrid?
Un saludo.

Nano dijo...

buenisima presentacion hacia tiempoque no me pasaba por aquie`por quue me he quedado en el paro y estoy jodio pero me estoy desahogando escribiendo un pequeño cuento gitico en mi mpagina
http://nano-literatura.blogspot.com/

Darson Joyce dijo...

Me encantó tu blog al darle un primer vistazo! Ahora voy a dedicarle más tiempo y toda la atención que se merece. gracias por pasar por mi espacio, espero que podamos compartir nuestros relatos y nuestro amor hacia la literatura.
Saludos.