Tiemblo... me estremezco

La semana ha empezado y terminado de la misma manera, con un libro entre mis brazos. El de ayer, que terminé casi de una sentada se titula Temblor, su autora Maggie Stiefvater. He leído muy buenas críticas de el por internet, y en cantidad de blogs leeremos que es una preciosa historia de amor y... sí, lo es, pero no me ha hecho temblar en demasía. Igual que el boom vampírico cuando se publicó Crepúsculo de S. Meyer, surgieron vampiros y vampiresas por centenares en librerías, bibliotecas y bancos del parque. Ahora esta historia me recuerda a los otros protagonistas de la citada tetralogía, los hombres lobo, los licántropos, ya que el protagonista de esta infortunada pareja es un miembro de este clan fantástico. Al contrario de lo que estamos acostumbrados, estos seres al filo de la humanidad no se transforman cuando sale la luna (aviso a los lunáticos, mañana es luna llena...auuu!!), sino cuando el otoño deja paso al frío y al invierno. Así que nunca mejor dicho ,a lo único que pueden aspirar Sam y Grace (los personajes del libro), es a un amor de verano... o tal vez no.

Entre palabras y aullidos, surge la poesía, la que él le regala a ella, de Rilke.

¿Cómo sujetar mi alma
para que no roce la tuya?
¿Cómo debo elevarla
hasta las otras cosas, sobre ti?
Quisiera cobijarla bajo cualquier objeto perdido,
en un rincón extraño y mudo
donde tu estremecimiento no pudiese esparcirse.

2 comentarios:

Tanakil dijo...

Hola,
He oído hablar mucho de este libro, pero no acaba de llamarme la atención, no sé.
Saludos,
Tanakil.

Lia dijo...

Wenas!! Es cierto que han surgido un gran número de libros sobre la temática vampiros, hombres lobo...etc, quiza por eso no me animo a leer nada sobre estos temas.
Saludos!!